Cuando la locura se disfraza de cordura, la tormenta se hace eterna

Creo que no eres consciente de lo que admiro tu belleza. No eres consciente que cada día descubro tus rarezas y también me gustan. No eres consciente cuando te miro y te veo. No eres consciente de que la inspiración no existe, se siente y se lleva dentro. Eres consciente al saber lo que soy contigo. Te haces la inconsciente al descubrir por qué. La inconsciencia llega al mar y se funde con la incontinencia. Esas ganas que tengo siempre de verte, que se funden con las ganas que tengo de escribirte y se consuman con las ganas que tengo de hacerte el amor.

Portada: @thisissigrid