Rufi Expósito y el amor

Pocas cosas me parecen tan hermosas en el mundo como conectar con la escritura de alguien. En un mundo tan superficial, donde cada vez es más difícil diferenciar ilusión y realidad, uno se encuentra con auténticos artistas que sienten lo que escriben. Desde el día que publicó el texto lo tengo merodeando por mi cabeza, por lo que hoy decido compartir la publicación de Rufi Expósito para disfrute de quien pase por aquí.

Como el que escribe sin amor,
ni dolor,
sintiendo que ha perdido el tiempo,
que nadie va a sonreír,
ni a llorar al terminar de leerlo.
Como al verano en invierno,
y al revés,
cuando deseas salir a la calle con tu chaqueta de cuero.
Como quien necesita un abrazo a 10 grados bajo cero.
Te echo de menos porque me había acostumbrado a no hacerlo.
Porque joder, yo no necesitaba decir te quiero,
porque no esperaba una sonrisa al otro lado,
porque yo nunca me había ilusionado,
porque antes me gustaba verte de espaldas,
de lejos,
sin que te dieras cuenta de que estaba sonriendo.
Te echo de menos.
Yo, que había creado tras mi coraza un imperio,
que había dejado tan sólo para escribir los sentimientos,
que me había secado con el daño,
con el tiempo,
que la vida me había vestido de negro,
guardando luto al amor en cada texto,
y mírame,
jajajajaja joder,
te echo de menos.
Como las vacaciones la segunda semana de colegio,
o las clases a mitad de verano.
Tus manos.
El haberlas rozado.
Te echo de menos como si no me diera miedo.
Como si fuera el momento de echarte de menos,
de soñar contigo sin decírtelo,
guardando anécdotas para cuando vuelvas,
y no tenga que echarte de menos.
Como si de verdad creyera que vas a hacerlo,
creyéndolo.
Como quien ha colado un beso entre medio de todas nuestras conversaciones,
como quien da motivo a las canciones.
Te echo de menos
y he trucado todas las margaritas para que salgas que sí,
no sé si te metiste en mi corazón,
o a mi corazón se le ha metido en los cojones,
pero te echo de menos,
y te jodes.

#buenasnoches

Texto: Te echo de menos de Rufi Expósito
Voz: Rubén Losada Alonso
View this post on Instagram

Te echo de menos. Como el que escribe sin amor, ni dolor, sintiendo que ha perdido el tiempo, que nadie va a sonreír, ni a llorar al terminar de leerlo. Como al verano en invierno, y al revés, cuando deseas salir a la calle con tu chaqueta de cuero. Como quien necesita un abrazo a 10 grados bajo cero. Te echo de menos porque me había acostumbrado a no hacerlo. Porque joder, yo no necesitaba decir te quiero, porque no esperaba una sonrisa al otro lado, porque yo nunca me había ilusionado, porque antes me gustaba verte de espaldas, de lejos, sin que te dieras cuenta de que estaba sonriendo. Te echo de menos. Yo, que había creado tras mi coraza un imperio, que había dejado tan sólo para escribir los sentimientos, que me había secado con el daño, con el tiempo, que la vida me había vestido de negro, guardando luto al amor en cada texto, y mírame, jajajajaja joder, te echo de menos. Como las vacaciones la segunda semana de colegio, o las clases a mitad de verano. Tus manos. El haberlas rozado. Te echo de menos como si no me diera miedo. Como si fuera el momento de echarte de menos, de soñar contigo sin decírtelo, guardando anécdotas para cuando vuelvas, y no tenga que echarte de menos. Como si de verdad creyera que vas a hacerlo, creyéndolo. Como quien ha colado un beso entre medio de todas nuestras conversaciones, como quien da motivo a las canciones. Te echo de menos y he trucado todas las margaritas para que salgas que sí, no sé si te metiste en mi corazón, o a mi corazón se le ha metido en los cojones, pero te echo de menos, y te jodes. #buenasnoches

A post shared by R.Expósito (@rufiexposito) on